2010/06/26

Todos Iguales Bajo el Sol

TODOS IGUALES BAJO EL SOL





La teoría de la evolución de Darwin demuestra que el ser humano es una especie animal más, con características quizá únicas, pero a la que la ciencia debe aplicar los mismos criterios que a las demás especies. Por este motivo la clasificación de la diversidad presente en las poblaciones humanas debe realizarse del mismo modo que si uno estuviese estudiando cualquier animal, libre de prejuicios culturales.

En términos biológicos una raza es un lineaje evolutivo sub-específico (no llega a ser una especie), es decir, una población o grupo de poblaciones que se ha mantenido relativamente aislada genéticamente del resto de la especie (por barreras geográficas o de otro tipo) y que durante ese tiempo ha desarrollado diferencias genéticas.

En este sentido no existen las razas humanas, no porque no exista variación genética, que es obvio que sí, sino porque lo que no hay es ese aislamiento genético.






Si sobre un mapamundi trazasemos la distribución de cierto número de características

(pigmentación cutánea, frecuencia de grupos sanguíneos, tolerancia a la lactosa...).

Observaríamos que cada uno tiene una distribución propia y que no se distinguen zonas claramente diferenciables por varias características a la vez. Esto quiere decir que por un lado el flujo genético entre poblaciones humanas es altísimo y que, por otro, si pretendiesemos dividir a la humanidad en grupos diferenciados, tendríamos que llegar al extremo de llamar raza prácticamente a cada población.



El hombre ha evolucionado desde un individuo prehistórico hasta llegar al homosapiens actual. Ha ido emigrando y extendiéndose por el mundo así como también ha tenido que adaptarse allí a donde fuera, creando así una raza poliforma debido a la intensidad de radiación, enfermedades... y con ello creando diferentes etnias entre los distintos grupos.


RAZA ES UN CONCEPTO SOCIAL










LA VERDAD UNIVERSAL

Se debe tener una posición moral y ética ante tal situación para asumir una posición correcta frente al problema del racismo, ayudando a entender y reconocer que todos somos los mismos y poseemos los mismos derechos, sin importar nuestras condiciones.

Debemos tener una actitud evaluadora frente a nosotros mismos y debemos sentir aprecio y respeto por los demás, aprendiendo a ver la vida desde otros puntos de vista, significando que el sentir empatía por ellos ayudará a salvar las barreras raciales y culturales, también aprender a hacer tolerantes, dejando de lado nuestra manera de pensar y nuestros juicios críticos, debemos establecer una comunicación que ayude a construir y no a destruir.

¿ Porqué existe el racismo? En la sociedad actual " Tres de las razones son ":

Sentimientos de orgullo, sentimientos de inferioridad, y sentimientos de temor. El orgullo y la arrogancia alientan el racismo. Cuando estamos orgullosos de quienes somos, fácilmente podemos menospreciar a quienes son diferentes de nosotros y no manifiestan las mismas características que nosotros( Kerby Anderson ).

Culturas, creencias religiosas, valores y normas diferentes esculpen cerebros diferentes.

" Mismo diseño cerebral " lo que ha cambiado es la cultura, es decir, nuestra capacidad de desarrollar, transmitir y ampliar el caudal de conocimientos y experiencias de generación en generación por medios no genéticos.

Son por tanto las diferentes culturas, esas carpas cerradas que cubren las transacciones humanas, las que han modificado por mecanismos plásticos, no heredables, los cerebros. Y efectivamente, hoy sabemos que un chino no ve una pintura o un paisaje como lo vemos los europeos. Ni un esquimal percibe los mismos colores que los europeos. Y eso se debe a la modificación de sus cerebros como respuesta a la cultura en la que viven. Culturas diferentes, valores y normas diferentes, concepciones religiosas diferentes esculpen cerebros diferentes. Y de esas culturas diferentes arrancan los problemas profundos de convivencia y menos de las diferentes razas. Y de ahí también nace la esperanza de una convivencia futura más universal nacida de ese denominador común que compartimos todos los seres humanos -independientemente del color de la piel, los rasgos de la cara o la forma de los huesos- que llamamos cerebro.

Mientras la humanidad no aprenda las lecciones de la Historia, estará condenada a repetir exterminios y esclavitudes basadas en razas superiores que aprovechan para arrebatar, conquistar y dominar en nombre de dioses o de creencias superiores.

Esas diferencias seguirán dividiendo al mundo, a los continentes, a los países y a los pueblos entre los que pueden acceder y los que no pueden hacerlo por tener rasgos físicos que, en realidad, son adaptaciones a su medio natural. Las otras diferencias - culturales, sociales y educativas – tendrán que ser abordadas por gobiernos responsables con el género humano.


Fuente:
ONG    I.D.A.M

INSTITUTO DE DESARROLLO AMBIENTAL

Cambio Climático

http://www.bbc.com/mundo/media-40879843